Poesía

Cultura a la luz de las velas

20 Jul , 2012  

Mi buen amigo   y paisano Angel Esteban,  me  ha  mandado  su última creación poética,  fruto como resultado de su presencia, con notable deleite y  agradable audición a los Conciertos de las Velas de Pedraza  celebrados el 14 de Julio 2012 en dicha localidad Segoviana.  Compartiendo ambos una gran pasión por la música “clasica o seria” según gustos y estéticas personales, me ofrece este Romance como testimonio de su  experiencia creadora.

Será el año que viene cuando pueda yo, disfrutar de tan mágico evento musical. Es sin duda muy loable el poder presenciar estos eventos músicales de altisima calidad en entornos que aportan la historia de sus plazas y el alma de sus gentes. Por lo pronto me conformo, y  quiero compartir  con todos los que hasta aquí han llegado, esta conjunción de poesía y música  bajo los cielos Segovianos.

 

Imagen tomada durante el acto

Romance dedicado a los Conciertos de las Velas de Pedraza de 2012

En Pedraza de la Sierra
hay dos fechas sin igual,
en que las campanas tañen
con un sonido especial
y los cañones disparan
salvas de pólvora en paz.

Los Conciertos de las Velas
son pretextos sin rival
para llevar a la Villa
cultura de calidad,
a la luz de las candelas
que iluminan el lugar.

La mejor música clásica
allí se puede escuchar
y melodías barrocas
nos llegan a emocionar,
bajo el cielo transparente
de la plaza medieval.

Los grandes compositores
regalan su obra impar:
Beethoven y Tchaikovsky,
Mendelssohn, Bizet y Brahms,
Mozart, Haydn, Strauss y Lanner,
y también algunos más.

Todos ellos arropados
por dos orquestas sin par:
los jóvenes de Galicia
y los vieneses Ensemble,
que llenan de melodías
la Pedraza medieval.

Por unas mágicas horas,
esa plaza singular,
con preciosos soportales
y la Iglesia de San Juan,
se convierte en ascua de oro
y en escenario fugaz.

En ella juntos se funden,
en un abrazo ideal,
músicos y espectadores
bajo un cielo de cristal,
con sonidos exquisitos
que flotan sobre el lugar.

Además de sinfonías
para sentir y escuchar,
y de las luces brillantes
que titilan sin parar,
también adornan la Villa
artes dignas de admirar:

Pinturas en el Castillo,
artesanía popular,
en Santa María estatuas,
trajes para torear
y rica gastronomía
lista para degustar.

Los Conciertos de las Velas,
bellos como los que más,
luminosos, sorprendentes
y de gran vitalidad,
serán copiados sin duda;
mas no los superarán.

Ángel ESTEBAN CALLE


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *