General

El poder de la impunidad

15 Oct , 2014  

No es comprensible que personajes de la vida política, que habiendo dedicado una gran parte de su vida a asuntos de gran responsabilidad, echen al fango y con descrédito a sus familiares y amigos; con su comportamiento miserable, cutre e inmoral.

Las tarjetas opacas han sido el instrumento que el corrosivo poder ha puesto en mano de personajes que no atienden a un mínimo sentido de la decencia y la honradez, se les permiten las prebendas y la impunidad, si se las denegaran,  no tardarían mucho tiempo en poner en apuros a los que en su día confiaron  en ellos.

La Democracia es un sistema muy difícil de mantener, pues se sustenta en acuerdos y garantías entre la mayoría y la minoría social, y es muy costosa ya que se desarrolla en una realidad en un permanente equilibrio inestable.

Hay líneas rojas que ninguna democracia moderna puede, ni debe traspasar. En nuestro país están ocurriendo muchas realidades que “pobreza, inseguridad, nepotismo“ nos abocan a un nihilismo pragmático, del “sálvese el que pueda”.

En un orden general de los acontecimientos políticos y económicos no es racional lo que estamos soportando, analizando la deriva de la actuaciones de la justicia, cabe pensar sin temor a equivocarnos, que nos han engañado y como consecuencia de la impunidad del poder estamos todos estafados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *