Escucha y disfruta

El suave rigor de la Belleza

24 Sep , 2011   Video

La figura de J.S. Bach y lo que ha significado su influencia en la cultura musical, no es necesario explicarla ni extenderse en ella. Me propongo compartir en este articulo una reflexión sobre una pieza para teclado de su extenso catalogo, que quizás para muchos no sea muy conocida. La Pieza es la extraordinaria toccata, en Do menor BWV 911. Obra de juventud de Bach junto a otras seis toccatas, compuestas entre los 25 o 26 años .El joven  compositor y por tanto , aún inmaduro Bach,  decidió utilizar  la figura de la toccata, para desarrollar esta joya musical. Siendo la toccata una forma libre,  podía ya incluir movimientos fugados, y la libertad de desarrollar en la pieza, secciones de carácter improvisado. En estas siete  toccatas el joven Bach da rienda suelta a su genio haciendo énfasis en un mayor virtuosismo instrumental y contrapuntístico en sus obras para teclado.

La interpretación de esta toccata, en Do menor BWV 911 pieza que me subyuga por su enorme ligereza y marcada melodía sin perder un ápice del rigor al que Bach imponía a todas sus obras.

Para mi el binómio perfecto, ( Pieza-Interprete) es la que nos ofrece Martha Argerich.

Nacida  en Buenos Aires en junio de 1941   ya con  con sólo cuatro años, dio su primer recital en el Teatro Astral de Buenos Aires. Un prodigio de la música, ganadora de prestigiosos concursos, sólo reservados para grandes talentos.  En 1957 ganó el Premio Busoni de Bolzanoy el Concurso de Ginebra. El Premio Chopin lo ganaría con su gran interpretación en 1965 en la ciudad de Varsovia. Martha Argerich con tan solo 24 años ya era una pianista consumada y un referente en las interpretaciones para música de piano.

Su técnica pianística de una gran personalidad y carácter, a veces sin perder su impronta y estilo; nos puede recordar a Vladimir Horowitz.  El estilo de Argerich tiene una indudable potencia física unida a una tremenda concentración emocional interpretativa. Esto la convierte es una intérprete única e incomparable.

Martha Argerich es una artista con una fuerte personalidad y como es natural pese a su gran talento, no escapa a los roles y tópicos  de los  “elegidos “  a veces distante y con  sus pequeñas manías. Enemiga de las entrevistas, odia que la adulen, y es muy estricta con su tiempo personal, que no suele dilapidarlo en mantener un estatus de diva. Por el contrario los que mejor la conocen y gozan de su confianza, afirman que en su trato personal es afable,  le gusta escuchar, y se comporta con un gran sentido del humor.

Personalmente considero que los grandes artistas y creadores, pagan siempre un alto precio personal, al poseer el  gran talento que les distingue del resto de los mortales, ellos tienen la fuerza y la capacidad, _ no exentas de esfuerzos, disciplina y dedicación_  de lograr hacernos soñar y disfrutar del Arte.

Martha Argeric

En esta interpretación de la toccata, en Do menor BWV 911 por Martha Argerich podemos disfrutar  plenamente de su enorme talento y rigor.

Muy lejos del icono que para muchos representa Glenn Gould en la magna obra para teclado de  J.S.Bach, para mi, Martha Argerich ofrece al interpretar a Bach, una visión más alegre y festiva, si se me permite decirlo, Martha Argerich ejecuta con un exquisito fraseo, remarcando cada nota de la pieza como si fuera un juego donde el espiritu musical de Bach   se recrea y festeja; en el milagro y la comunión del  rigor y la belleza.

Dicho de otro modo la unión imperecedera de la fantasía y la libertad creadora.

, , , ,


One Response

  1. N3ox dice:

    Gran articulo propio de una revista especializada de música clásica. Felicidades!!

    No conocía a Martha Argerich pero como bien dices parece que se recrea y festeja con cada nota de esta pieza de Bach sin quitarle en ningún momento la fuerza que tiene como Tocata.

    Por cierto me encanta el final de la pieza, parece que acaba con un aire melodramático para finalmente terminar con una fantasía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *